Delicatessen

Odio mi vida. Odio despertarme a las 5 de la mañana. Odio levantarme y meterme a bañar. Odio que siempre se me haga tarde, pero sobre todo odio lo que siempre desayuno. Ese cereal insípido con leche agria y un plátano obligatorio me hacen querer volver a mi cama y que me de muerte de cuna, aunque tenga 21 años.

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora